IU HACE BALANCE DE CINCO AÑOS DE PRIVATIZACIÓN DEL AGUA EN GUADALAJARA

19-02-2015 (0 comentarios)

       El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Guadalajara ha analizado hoy las consecuencias de la privatización del agua tras la puesta al cobro del recibo del tercer trimestre de 2014. “La importancia de este recibo radica en que puede analizar con una perspectiva de cinco años, incluida ya la revisión derivada del equilibrio económico de la concesión realizada en 2014, las consecuencias de la privatización de este servicio”. “Estas consecuencias han sido el incremento salvaje del coste del agua y alcantarillado, la pérdida del control municipal de este servicio a favor de la empresa, que lo gestiona en su exclusivo beneficio y el aumento del consumo de agua porque no se ha fomentado el ahorro”, ha dicho.

 

          Los datos facilitados por IU demuestran que como consecuencia de la privatización la factura global del agua y del alcantarillado se ha incrementado en un 62% entre 2009 y 2014 pasando de 4,1 a 6,7 millones de euros, el precio del metro cúbico ha pasado de 0,93 euros a 1,33 en el mismo periodo y el coste del servicio por habitante ha pasado de 50 a casi 80 euros en el mismo periodo, lo que supone casi un 60%, mientras que la inflación entre 2009 y 2014 no ha llegado al 9%. “Se ha producido un encarecimiento brutal de este servicio básico como consecuencia de la privatización del mismo, que sumado a otros incrementos previos han aumentado el precio del agua en un 50% y el del alcantarillado en un 68% desde que empezó a gobernar Antonio Román en el año 2007, incumpliendo claramente su compromiso de una política fiscal basada en la moderación”, afirma Maximiliano.

 

          “Aun teniendo en cuenta el incremento poblacional de nuestra ciudad, que no llega al 2% en estos mismos años", ha continuado Maximiliano, "el consumo del agua se ha incrementado en casi un 14%, , pasando de 54 m3 por habitante en 2009 a 60 en 2014. Esto quiere decir que no se fomenta el ahorro de agua porque a la empresa privada lo que le interesa es que se consuma la mayor cantidad posible de agua para obtener más beneficio", manifiesta.

 

 

            Por otro lado, continúa, “la empresa tiene el control absoluto del servicio, como hemos podido comprobar a lo largo de estos años”. Recuerda Maximiliano que “el Gobierno de Antonio Román no ha hecho nada para modificar una normativa cuyas contradicciones e incoherencias favorecen dicho control, a pesar de que ha reconocido públicamente este hecho y a pesar de que hay dos mociones aprobadas al respecto, que no ha ejecutado”. Pero lo que confirma esta pérdida de control del servicio es un informe del interventor municipal de 3 de junio de 2013 que señala que los datos de los padrones de consumo de agua son de imposible verificación por parte del Ayuntamiento por lo que el portavoz de IU dice que "este informe es más que suficientemente elocuente y claro para afirmar  que este servicio ha escapado al control municipal por parte del Gobierno del PP encabezado por Román".

 

          Por otra parte, Maximiliano ha dicho que "si la empresa ha cumplido con alguna de sus obligaciones económicas, ha sido gracias a la presión de la oposición, especialmente a la labor de control y fiscalización de IU, que ha conseguido que abone el canon del 8% sobre la facturación anual que el Alcalde no le exigía". No obstante,”de la cantidad comprometida para realizar inversiones que asciende en este momento a más de 11 millones de euros, no tenemos constancia de que el Ayuntamiento haya recibido cantidad alguna o que se haya realizado alguna intervención con cargo a esta partida”, puntualiza el concejal de IU.

 

          “Este es el saldo de la privatización del agua en que, como vemos, se ha ido cumpliendo punto por punto todo lo que desde Izquierda Unida dijimos que iba a suceder y que el Gobierno de Román negó reiteradamente. Estamos ante un proceso lesivo para el interés general  que el PP ha dejado atado y bien atado para los próximos 20 años”.

 

          Ante esto el portavoz de IU ha finalizado diciendo que desde Izquierda Unida “vamos a exigir el cumplimiento riguroso del contrato por parte de la empresa concesionaria y a modificar la normativa municipal para recuperar el control de este servicio básico que nunca debió privatizarse”.

 

0 comentarios.

Comentarios

Añadir un comentario