RESPUESTA DE IU A JAIME CARNICERO SOBRE EL ANTEPROYECTO DE CENTRO ACUÁTICO

23-01-2013 por Administrador de guadalajara

Por José Luis Maximiliano Romo, Portavoz de IU en el Ayuntamiento de Guadalajara

Era consciente que tras la rueda de prensa en la que manifestamos la opinión de IU respecto al Centro Acuático se iba a generar polémica, y así ha sido. Jaime Carnicero, concejal de infraestructuras, salía inmediatamente al paso.

Me acusa (y por extensión a mi organización política) de que no nos gusta que Guadalajara evolucione, que nos oponemos a proyectos que crearán empleo y riqueza, que en el proyecto no hay nada que justifique la externalización, que es una oposición de carácter “filosófico” a proyectos públicos de gestión privada y que hacemos oposición por oposición. Más o menos estos son los argumentos que he visto, oído y leído en diferentes medios de comunicación, argumentos plagados de tópicos que se suelen utilizar cuando no se tienen otros más sólidos.

Lo cierto y verdad es que las opiniones que expresé y que mantengo se infieren del estudio de los datos contenidos en el anteproyecto que se ha sometido a información pública, elaborado por técnicos municipales y que el Sr. Carnicero debería conocer y que voy a tratar de resumir. Vayamos al grano

Por qué decimos que incrementará las tarifas: El estudio de costes elaborado (páginas 86 a 90, más 22 de anexos) dice en la página 90 textualmente: “En resumen el BAI (beneficio antes de impuestos)  positivo de este Centro Acuático Municipal se conseguirá a los 10 años y el BAI acumulado positivo a los 21 años”. Esta conclusión parte de unos parámetros de ingresos y gastos que fija el propio anteproyecto y en el que los ingresos por abonados se calculan sobre tarifas mayoritariamente más caras que las vigentes actualmente en el Patronato Municipal de Deportes. Y si con estas tarifas la rentabilidad no se obtiene hasta el año vigésimo primero, la pregunta obligada es ¿qué empresa va a venir a perder dinero durante los primeros veinte años? O se suben más las tarifas o nos parece que dicho proyecto por sí mismo tendría poca viabilidad desde el punto de vista empresarial.

 Así mismo, en su página 82, justifica la construcción de este Centro Acuático en base a que “Los modelos de gestión conocidos y asociados a este tipo de equipamiento y servicios, confirman la viabilidad del proyecto en cuanto a la capacidad para ofrecer servicios demandados por los ciudadanos, con elevada calidad, a precios de mercado y autofinanciados”. Por tanto sí que parece que para mantener este centro de forma que se autofinancie, es necesario un incremento importante de precios, si consideramos que ninguna empresa va a venir a perder dinero durante veinte años, aunque la concesión sea para cincuenta.

Decíamos también que este incremento de precios se iba a llevar a cabo en el resto de instalaciones municipales, y no lo decíamos por una apreciación subjetiva o malintencionada, sino porque también se infiere de lo que dice el susodicho anteproyecto de explotación, que en la página 3 recoge lo siguiente: “… A partir de estos datos se puede considerar que el centro deportivo puede cumplir con las previsiones de viabilidad de este tipo de centros si se armoniza gestión, servicios y precios en los espacios municipales en los que concurran servicios análogos” y  que en su página 27, apartado “Amenazas y oportunidades”, dice: “Por último, en cuanto a los precios, señalar que, las ajustadas tarifas de las piscinas y centros municipales pueden configurarse como una amenaza para la atracción de la demanda, por lo que la armonización, ya señalada de gestión-precios-servicios desde las competencias municipales se revela como una acción conducente a la disminución de la amenaza y el afianzamiento de las oportunidades del nuevo Centro”.
 
 Así que, si una de las características del proyecto es la autofinanciación, y si los ingresos previstos en el estudio de costes parten de unas tarifas que en general están por encima de las vigentes actualmente en el PDM que se revelan insuficientes para cubrir los gastos durante los veinte primeros años y si la armonización de precios es necesaria para disminuir la amenaza, pues blanco y en botella: las tarifas subirán.

 La derivación al Centro Acuático de los servicios más rentables, la privatización de las instalaciones actuales y el coste cero de la instalación.- Como hemos visto, en la página 27 del anteproyecto se habla de la necesidad de armonizar “gestión-precios-servicios” es decir, que también se tiene que producir una armonización en la gestión, para disminuir la amenaza. Asimismo, en la página 82 dice que el proyecto se justifica en base a “El planteamiento de armonización de gestión, precios y productos desde la acción municipal, con medidas a favor de la captación de abonados en el Centro Acuático y de actividad social de grupos y clubes en otras instalaciones municipales, como factor potencial condicionante de la consecución de objetivos económicos y sociales del nuevo Centro”.  Por tanto, de no cumplir con los criterios de armonización no se alcanzarían los objetivos del proyecto.

 Desde IU consideramos complicado llevar a cabo dicha armonización con diferentes gestores. Porque si los servicios dirigidos a abonados (que producen más ingresos), se dirigen al Centro Acuático (gestor privado) esto iría en detrimento de los ingresos de las instalaciones municipales (gestor público), lo que inevitablemente acabará suponiendo un mayor coste para el Ayuntamiento que tendrá que compensar de su bolsillo la merma en sus ingresos, por lo que el argumento de que el Centro es gratis (coste cero) para la ciudad sería cierto solo en lo referente a su construcción. Siguiendo con el razonamiento y como el Sr. Carnicero insiste en que el Centro va a ser gratis para el Ayuntamiento entendemos que la armonización de la gestión pasa porque el gestor de todas las instalaciones sea el mismo, y ateniéndonos al contenido del anteproyecto y a las preferencias del actual gobierno municipal, la empresa tiene todas las papeletas.

 En resumen, el Gobierno Municipal no está planteando, a la vista del “anteproyecto de explotación para la gestión del servicio público del centro acuático municipal de Guadalajara”, una gestión privada, a riesgo y ventura del contratista, de una instalación realizada en una propiedad municipal y que sea rentable por sí misma, como quiere hacernos creer con sus anuncios y manifestaciones, sino una instalación cuya rentabilidad requiere, a la vista del anteproyecto presentado y desde nuestro punto de vista, la asunción de las actividades menos lucrativas por las instalaciones municipales, derivando las más lucrativas  al nuevo Centro (en este sentido el anteproyecto es explícito) y la consecuencia directa en el medio – largo plazo, si el Ayuntamiento no quiere perder dinero, es la gestión mediante un único gestor y ello nos lleva a la privatización o externalización, como dice el Sr. Carnicero, de las actuales piscinas municipales.

 Por tanto, no es una manía de Izquierda Unida ni de este concejal, ni animadversión a este tipo de proyectos, a los que no nos cerramos por sistema. Simplemente hemos expresado una opinión en base a una propuesta que ha hecho el propio Ayuntamiento que en ocasiones es explícita y tajante, en otros se infiere del texto y su contexto y en ocasiones son conclusiones que basamos en lo que hemos leído y también en la práctica a la que nos tiene acostumbrados el Partido Popular, que nos hace dudar de las bondades de los proyectos que anuncia y preferimos hacer caso a lo que se plasma en los papeles. Unos papeles que contradicen los anuncios oficiales y que dejan claro que la gestión individualizada del Centro Acuático que nos quiere vender el Sr. Carnicero, no sería viable económicamente. El anteproyecto de Centro Acuático, nunca mejor dicho, hace muchas aguas.